Skip to main content

Diferencias entre aula virtual y plataforma de teleformación

By noviembre 3, 2021eLearning
Diferencias entre aula virtual y plataforma de teleformación

La pandemia frenó cualquier forma de trabajo, incluyendo el sector de la educación. Gracias a los avances tecnológicos que se han dado en los últimos años, los centros educativos pudieron continuar con sus actividades durante el confinamiento. Para ello, se utilizaron diferentes plataformas de teleformación o aulas virtuales. Alumnos y profesores pudieron continuar con sus tareas gracias a esta transformación digital que ha supuesto un enorme cambio en el ámbito de la educación.

El coronavirus y el confinamiento han generado un aumento en el consumo de cursos a través de teleformación o portales como aula virtual. Muchos han aprovechado el tiempo libre para comenzar formaciones, mientras que otros han cambiado sus enseñanzas presenciales a online por obligación. Estos conceptos, muy extendidos para algunos usuarios, son completamente nuevos para gran parte de la población. Por ello, en este artículo explicaremos cuáles son las diferencias entre aula virtual y plataforma de teleformación.

¿Qué es el aula virtual?

Un aula virtual hace referencia a un entorno dedicado al aprendizaje en el que profesor y alumno pueden interactuar de forma concurrente y en tiempo real. Este concepto existía antes del confinamiento producido por la COVID-19, sobre todo en centros educativos de carácter voluntario, como las universidades o los institutos de formación profesional. No obstante, es en el contexto de la pandemia donde este concepto ha adquirido su mayor relevancia.

El aula virtual destaca por la capacidad de comunicación entre todas las partes, produciéndose una comunicación bidireccional como si se tratara de una clase educativa normal. Es importante mencionar la necesidad de disponer de un teléfono móvil, tablet u ordenador y una buena conexión a internet para poder formar parte de este sistema educativo.

¿Qué son las plataformas de teleformación?

Las plataformas de teleformación o LMS (Learning Management System) son aplicaciones web diseñadas con el objetivo de fomentar el aprendizaje mediante el canal online. Sus recursos formativos pueden ser tanto sincrónicos como asincrónicos. De forma habitual, el tutor se encarga de subir los diferentes materiales a la plataforma y los alumnos acceden para descargarlos. No existen horarios, son los alumnos quienes deciden en qué momento quieren llevar a cabo sus aprendizajes.

Además, el profesor suele ofrecer un email en el que los alumnos pueden plantear las diferentes dudas que encuentren respecto al tema tratado. Es muy importante que los contenidos subidos por el profesor sean variados (con ejercicios prácticos, recursos multimedia, cuestionarios de evaluación, etc.). De esta manera, el alumno podrá seguir la formación de una manera mucho más dinámica.

Pero estas plataformas no están pensadas para satisfacer solo a los centros educativos. Las empresas también están aprovechándolas para llevar a cabo la formación para sus empleados. Son muchas las empresas que apuntan a sus trabajadores a diferentes cursos ya creados, no obstante, aquellos negocios con mayor visión crean sus propios cursos online para sacar el máximo provecho de estas formaciones.

Diferencias entre aula virtual y plataformas de teleformación

Como hemos visto, los conceptos de aula virtual y plataformas de teleformación son diferentes. A pesar de pertenecer a un mismo sector, el de la educación, ambos términos proponen formas muy diferentes de llevar a cabo la enseñanza online.

En primer lugar, la comunicación y las relaciones interpersonales son diferentes. El aula virtual establece relaciones en tiempo real entre la docencia y los alumnos. Esto permite una comunicación directa entre ambas partes. Sin embargo, la teleformación es un método más libre, que no establece ningún tipo de horario. Esta modalidad ofrece mayor libertad a los alumnos, quienes llevan a cabo su aprendizaje de manera virtual, eligiendo por su cuenta el ritmo.

Por otro lado, el dinamismo entre ambos métodos no muestra ninguna similitud. El aula virtual posibilita que el docente imparta sus clases en directo, lo que origina métodos de enseñanza mucho más dinámicos, como las prácticas o los ejemplos. Por su parte, la teleformación se basa en contenidos subidos a la plataforma, a los cuales acceden los alumnos de manera individual, lo que se traduce en una interactividad mucho menor.

Ventajas de las plataformas de teleformación

El aprendizaje online está cada vez más extendido y su implantación en el sector es cada vez mayor. Como hemos podido ver, la teleformación tiene diferencias sustanciales con el aula virtual. En principio, la segunda opción podría parecer mucho más adecuada para llevar a cabo el aprendizaje, no obstante, la teleformación está acompañada de una serie de ventajas que la colocarán como la elección favorita de muchas empresas:

  • Flexibilidad horaria.
  • Ahorro económico.
  • Ahorro de tiempo.
  • Acceso fácil desde cualquier lugar.
  • Compatibilidad con la vida laboral y personal.
  • Variedad de recursos.
  • El alumno aprende a su ritmo.
  • Formación continuada.
  • Mejora en las competencias tecnológicas.

Como vemos, la teleformación es un método clave sobre todo para trabajadores que quieran complementar su trabajo con una formación, normalmente relacionada con su sector. ¿Te decantas más por el aula virtual o por la plataforma de teleformación?

Si tu empresa quiere subir el nivel de sus empleados mediante cursos online, esta es la mejor oportunidad. ¿No sabes cómo crear estos cursos online? En XTEACH te damos la solución. Desarrollamos soluciones digitales para que el conocimiento esté al alcance de todos con XCRIBA y XCHOOL. ¡No esperes más!